RENFE : El imperio de la precariedad


 



Seguramente, gente ajena al sector de la seguridad, o nuevos vigilantes, piensen que empresas tan grandes como RENFE cuidan e invierten en sus instalaciones, para que los trabajadores que hacen uso de ellas, estén cómodos y seguros… …pero eso amigos.… no es más que ciencia ficción…..

Podemos hablar de falta de EPIs, trato personal, horas extras, peligrosidad extrema, cuadrantes mutantes adaptados a horarios de circulación de trenes, exigencias a trabajadores que no forman parte de su plantilla , falsos inspectores  y un largo etcétera , porque  el imperio de RENFE  tiene tantos capítulos, secuelas y precuelas como la saga de STARS WARS, pero hoy nos centraremos en los espacios ubicados en sus instalaciones para que los trabajadores de seguridad usen como vestuarios, lavabos y zona de descanso. 

Para situarnos en contexto, vamos a mostrar un caso práctico y real. Tenemos una estación de RENFE en el Prat con daños estructurales graves, sin agua en el baño, desprendimiento de techos, agujeros y grietas en paredes, conexiones eléctricas a la  intemperie y un largo etcétera que nos hace dudar si eso es una zona de descanso y vestuario o más bien unas fotos enviadas por el corresponsal de antena 3 en Ucrania tras un bombardeo.

Y es aquí cuando nos preguntamos, cómo se ha podido llegar a tal grado de deterioro? Por qué nadie denuncia? quién o quiénes son los responsables?

Vamos a intentar explicarlo  “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes” -Maestro Yoda.

Como todo propietario, RENFE tiene la obligación de mantener seguras todas sus instalaciones, ya sea mediante departamentos internos o bien por empresas subcontratadas. También hay que tener en cuenta su departamento de riesgos laborales, que, entre otras cosas, deben buscar soluciones para solventar deficiencias que puedan conducir a accidentes o incidentes laborales.  

Pero la historia nos demuestra una y otra vez que todo imperio se construye aumentando ingresos y disminuyendo gastos y RENFE haciendo uso de la técnica milenaria llamada "I pass the hot potato" lo que es lo mismo... paso la patata caliente, le transfiere a la empresa de seguridad toda la responsabilidad del mantenimiento de sus instalaciones, ya que con un alarde de pericia y habilidad incluye en los pliegos de condiciones de los concursos de servicios de seguridad, varias clausulas donde detalla minuciosamente (entre otras cosas) que la empresa ganadora se encarga de reparar cualquier deterioro que sufra las zonas de vestuarios que son utilizados por los vigilantes. Eso sí, sin indicar en ningún momento el estado actual del mismo....Empezamos a adentrarnos en el lado oscuro.       




Ahora la hot potato está en manos de la empresa de seguridad, teniendo en cuenta el detallado pliego de condiciones y la ley de PRL (“En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo(...)”). Está claro que a la empresa no le queda otra que o bien reparar el vestuario Ucraniano o bien denunciar a RENFE por unas instalaciones claramente lamentables… pero recordad que estamos en el lado oscuro y a este lado solo prevalecen dos leyes universales inalterables que son:  Aumentar ingresos y disminuir gastos,  I pass the hot potato. Por lo tanto, haciendo uso de la primera ley, la empresa de seguridad no denuncia a la entidad que le paga más de un millón de euros anuales, y haciendo uso de la segunda, no realiza reparación alguna y les pasa la responsabilidad a los trabajadores y al entrecomillado e independiente comité de empresa y comité de riesgos laborales.  

 Seguimos en el lado oscuro.

Nos encontramos en el último eslabón de la cadena y todo sigue igual. Ahora es cuando “pepe”, vigilante de seguridad que hace uso de las instalaciones, habla con personal de RENFE y estos les responden que las cuestiones de los vestuarios lo llevan su empresa. Habla con la empresa y le dicen que esos vestuarios son de RENFE y que si no está conforme le cambian de servicio. No le queda otra que consultar a delegados y comité de empresa, que no hacen más que trasladarle la misma respuesta que la empresa.

Lo que “pepe” no sabe, es que el entrecomillado e independiente comité de empresa está formado por cuatro sindicatos, tres de los cuales o tienen inspectores de servicios  como delegados o  usan vehículo de empresa.....

Seguimos en el lado oscuro?

Por lo que “pepe” no denuncia, el entrecomillado comité independiente tampoco, la empresa de seguridad se une a la fiesta y las instalaciones se van deteriorando año tras año………..

CULPABLES?

  1. RENFE
  2. EMPRESAS DE SEGURIDAD
  3. SINDICATOS INCOMPETENTES
  4. TRABAJADORES QUE VOTAN A LOS SINDICATOS DEL PUNTO ANTERIOR

Y de esta forma se podría terminar la historia, una más de tantas, el mal prevalece sobre el bien, pero si habéis leído atentamente, el entrecomillado e independiente comité de empresa estaba formado por 4 sindicatos, tres de ellos con características comunes. El otro, STS-C donde no se permiten inspectores de servicios en sus comités , un sindicato independiente que no se deja sobornar ni atemorizar, denuncia en Inspección de Trabajo a la empresa de seguridad y a RENFE . (Número de Expediente 8/0010039/23), dando como resultado la apertura de un procedimiento por incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, tipificadas y calificadas como graves

Para que no se vuelva a repetir casos como estos, todo vigilante debe entender que ejercer nuestra actividad también es ponerla en valor, se deben reclamar nuestros derechos, nuestra seguridad e integridad en el trabajo, luchar por ellos. Unirse a un sindicato que defienda esos valores, demostrándolo con hechos y no con discursos baratos. 













Comentarios

Entradas populares de este blog

SP4 (Suma y Sigue)

CTTI: La trituradora de carne de Enerpro

El Negocio De Renfe