Perro maltratado en la Maquinista.


Decía Mahatma Gandhi que "Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales". Nosotras y nosotros añadimos que una empresa también.

Y es que Securitas no parece tener mucho aprecio por cualquier ser vivo que trabaje para ellos. Ni por los/las Vigilantes de Seguridad, ni por los fieles animales que sacan cada día a trabajar en sus diferentes servicios.

En este último caso se aprovechan de la nobleza de estas criaturas, que jamás se quejarán ni mostrarán reticencia alguna a realizar su dura labor.

Es el caso de Bando, al que ahora han condenado a "vivir" en el zulo que veis en la foto de más arriba. No es suficiente con que estos perros pasen la mayor parte de sus vidas en una jaula. También hay que cortar más de la mitad de la ventilación de la misma.

Un pastor alemán no está bien adaptado al calor. Para transpirar apenas tiene la lengua y unas pocas glándulas sudoríparas en las almohadillas de las patas. Securitas lo sabe, pero le da igual. Para ellos solamente es un trozo de carne con cuatro patas.

A los/las vigilantes de seguridad de la Maquinista se nos cae el alma a los pies cuando vemos que se somete a los animales a esta tortura injustificada. Nos preguntamos qué retorcido motivo ha llevado a nadie a encerrar en una lata a un pobre animal inocente y luego forrarla de plástico. No concebimos respuesta.

Como no puede ser de otro modo, Bando muestra síntomas de sufrir estrés. Tiene heridas en las orejas, el ojo y el hocico. Se ha pedido que lo trate un veterinario y Securitas ha hecho caso omiso.

Cualquiera de nosotros/as llevaría a nuestro perro al veterinario si tuviera esas heridas, pero esta empresa, que se enorgullece ante la galería de tener la unidad canina más elitista del panorama empresarial actual, niega el derecho de estos perros a ser tratados por un/a médico/a.

Explotación animal de libro. Por el trabajo de estos animales Securitas cobra mucho dinero pero no quiere invertir ni una mínima parte de lo que gana en su salud.

Desde el STS-C consideramos que el peor y más miserable rasgo que puede tener un ser humano es no mostrar empatía con un ser vivo inocente y que no tiene capacidad para defenderse ante una tortura que ni sabe porqué está sufriendo.

Por Bando, nuestro leal compañero, que ha demostrado ser más humano que sus jefes. Tú tampoco estás solo, amigo.










Comentarios

  1. No me explico porque esta ese pobre animal encerrado? Es que no han llamado a seprona? Es denunciable tener a los animales en esas condiciones.Sois la peor calaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas unknouw!
      Me podría argumentar usted, de forma etològica , donde está el maltrato?
      Yo soy profesional . Estos temas de debate me interesan.
      Muchas gracias !

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CTTI: La trituradora de carne de Enerpro

Enerpro y ADN: Cuando el sindicato es empresa