Securitas Metro obligada a establecer descansos por estrés térmico.


Después de todos estos años, parece que Securitas ha descubierto, por fin, el sorprendente hecho de que en la calle llueve y hace frío. Se lo ha tenido que hacer saber Inspección de Trabajo gracias a una denuncia de la sección sindical de Metro del STS-C
Y es que nuestros amigos suecos han empezado a recibir la avalancha de denuncias que los compañeros de la sección sindical de Securitas-Metro se han visto obligados a interponer por las condiciones infrahumanas a las que esta empresa somete a sus trabajadores/as.


Inspección de trabajo, como no puede ser de otro modo, establece claramente que al trabajador que realiza trabajos en el exterior debe proveérsele de ropa térmica adecuada y certificada (Securitas y su comité DE EMPRESA aún se preguntan cómo es posible eso). También les "recuerda" que a los/las trabajadores/as que presten servicio en el caluroso interior del metro se les debe garantizar medidas paliativas del consecuente estrés térmico, consistentes en hidratación regular y el establecimiento de las pautas y los descansos necesarios.

¿De qué descansos hablamos? ¿De qué duración? A algunos no les parecerá que el funcionario se haya pronunciado aquí, pero a nosotros nos queda claro que tales descansos deben ser adecuados para conseguir una efectiva recuperación de la normalidad en la temperatura corporal, a efecto de evitar golpes de calor en los interiores o hipotermias en los exteriores. Y eso lleva su tiempo.

Todos/as los/las compañeros/as del Metro ya conocéis a Iván, a Carlos, a Jorge o a Manolo del STS-C, que en minoría y ante un entorno tremendamente hostil están consiguiendo darle la vuelta a una tortilla demasiado quemada por el lado del trabajador desde hace años.

Y esto, señores de Securitas, ocurre cuando os enfrentáis a personas con ideales. Que nos da igual el sindicato al que pertenezca o al que vote la compañera o el compañero de Can Boixeres. Si conseguimos evitarle una hipotermia, para nosotros será una victoria. Que esa persona (sí, es una persona) vuelva a su casa sana y salva nos ayuda a dormir. Somos como somos.

Perdéis, siempre perdéis, porque vuestro lado es el del dinero, pero el nuestro es de las personas.

Salud.









Comentarios

Entradas populares de este blog

Trablisa sancionada: Cuando el golpe viene de abajo