Prosegur, FGC y sus tres cerditos (III): El coordinador Corleone-Navarro


Terminamos hoy con nuestra serie porcina hablando del tercer gorrino. Nos hemos dejado lo mejor para el final. Pasad, leed y tomaros algo contra el malestar estomacal, porque este cerdito os removerá el cuerpo.

El cerdito Corleone-Navarro es coordinador del servicio de FGC en Prosegur. Cuidado, que aquí hay poder. Estamos muertos de miedo porque hoy ya nos encontramos tocando a la élite porcina.
El cerdito Corleone-Navarro es soltero, pero no se aburre en casa. Se trabaja las amenazas delante del espejo mientras se afeita, para no dejar luego nada al azar.


Tenemos aquí una castiza mezcla entre Vito Corleone y Juanito Navarro. Un coordinador preparado para crujirse a Vigilantes las 24 horas. El Terminator de los trenes.
No esperes ayuda de él, porque él no ayuda al vigilante. Informa sobre nosotros, porque, claro está, nosotros somos animales que solamente aprendemos a base de palos.
Tiene la costumbre de chillar y amenazar a los compañeros. Como cuando le dice a alguno que otro “No vais a llegar a enero” o “Os van a dejar a noventa horas”. A un vigilante le hinchó tanto las narices que éste lo llegó a amenazar incluso con tirarlo a la vía.
Su vida es FGC, empresa en la que se cree que es alguien, cuando en realidad apenas es un triste saco de boxeo que recibe las broncas de sus jefes. Entendedlo, no seáis duros con él. Eso genera frustraciones y complejos difíciles de sobrellevar.
Para superar esas frustraciones, el cerdito Corleone-Navarro se busca distracciones varias, como hacer los cuadrantes a gusto de sus amiguetes y usarlos para maltratar a aquellos que no le siguen la cuerda. Y claro, como en el STS-C no le seguimos la cuerda a nadie, pues a veces intenta poner los peores horarios a nuestros afiliados. Mal negocio, cerdito, porque tú eres uno, pero nosotros somos muchos.
Como en el caso del cerdito siete-machos, también es un poco racista. Bueno, racista del todo, y las posibilidades de que ordene la detención de un infractor son directamente proporcionales al tono de la piel de éste.


Nuestro sector está lleno de cerditos, de pequeños gorrinos y de puercos de gran calibre. Se alimentan de nuestro miedo y se creen que pueden pasar por encima de la dignidad de las personas porque en su nómina pone "algo más que vigilante".
Y están equivocados. Lo hemos visto miles de veces. El día que los de abajo se unen, los de arriba tiemblan, caen y desaparecen, porque su poder es humo y el nuestro está en la gente.

Salud, compañeros/as. Cuidaos de los cerditos y hasta la próxima.

Comentarios

  1. En primer lugar,todas las trilogías son exquisitas para estos tres gorrinos,aunque de los peores rincones del país,ya qué no son cerditos de categoría.y con poco rango humano,y saber estar entre sus compañeros..afín de cuenta son simples gorrinos de la misma comuna y categoría qué el restó ..sí algún día,qué llegará tanto FGC,como empresa ..seréis los primeros en hacer un gran manjar con estos tres cerditos,gordos y saciados de la desgracia hacía los demás..
    Será él gran día de fiesta de los vigilantes de seguridad en FGC,con un gran homenaje en recuerdo y memoria,ha estos grandes cerditos...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Rodolfito, el acosador de Securitas Metro.