Historia de una injusticia.


Ya provengan de las gerencias o de mandos intermedios, todas las historias en las que sale SECURITAS Catalunya suelen presentar un patrón común: Nacen junto a una injusticia.




Estamos a finales de noviembre de 2019. A Gabi, trabajador y compañero ejemplar, SECURITAS le hace entrega de un cuadrante ilegal, donde se le obliga a trabajar nochebuena y nochevieja, cosa específicamente prohibida en el Convenio Colectivo.
Como no puede ser de otro modo y, queriendo disfrutar al menos de una de las dos fechas con su familia, Gabi pide que se le dé fiesta una de las dos noches para poder pasarla con su hija.

La empresa ni siquiera le responde, haciendo oídos sordos a sus peticiones y a sus derechos.
Finalmente, y ante la desesperación del compañero al no ser atendidos sus ruegos, Gabi se ve empujado a denunciar este abuso ante Inspección de Trabajo de Guardia, donde, lógicamente, se pone fin a este despropósito y se obliga a la empresa a subsanar la irregularidad.

Diez días después, Gabi, un magnífico compañero, que incluso ha recibido menciones especiales a su profesionalidad y que jamás ha sido sancionado, recibe una carta de despido. La causa esgrimida por la empresa: HABERSE NEGADO A REALIZAR UN INFORME.

Y ¿Aún os preguntáis si la lucha es necesaria?
Pero ¿Cómo no nos vamos a levantar?
¿Cómo no vamos a movilizarnos cuando tod@s sabemos que el despido de Gabi es por su denuncia y afiliación al STS-C?
¿Cómo vamos a ignorar que le han quitado el pan a un compañero y a su familia?
¿Cómo vamos a mirar hacia otro lado mientras una empresa vulnera impunemente los derechos de un trabajador?


Y sí, sabemos que en la calle hace frío. Pero los derechos no se pueden defender desde el sofá de casa.

Mañana viernes, 17 de enero de 2020, volvemos a sacar las pancartas para manifestarnos por la readmisión de Gabi. Poco nos han durado este año las banderas en el armario. Y mientras tengamos un solo afiliado en Securitas, parece que no van a tener tiempo de apolillarse.

Salud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CTTI: La trituradora de carne de Enerpro

Trablisa sancionada: Cuando el golpe viene de abajo