Trablisa. Otra victoria gracias a la lucha

Desde que las empresas nos machacan los oídos con cantinelas acerca de la Ley de Seguridad Privada, su reglamento, el cumplimiento de la Constitución y demás poesía angelical, nos hemos olvidado de que hay leyes que no enseñan en los cursos de reciclaje y que nos afectan tanto o más que éstas, como son el estatuto de los trabajadores o el convenio colectivo.

Y es que en las empresas no paran de bombardearnos recordando lo “digno” que es ser Vigilante de Seguridad, lo importante que es cumplir con nuestras funciones y objetivos con la sociedad, olvidando que esa sociedad también somos nosotros y que, en realidad, nuestro papel en la misma, cuando pintan bastos, se reduce al de simples trabajador@s.
Nos quejamos de lo poco que cobramos sin darnos cuenta de la zona del espectro que eso nos hace ocupar, llevando a algunos a pensar que ser Vigilante de Seguridad nos posiciona en una especie de limbo social a causa de la responsabilidad que tenemos con el servicio, la sociedad y el estado. Hasta que miramos nuestra nómina y nos damos cuenta de que de limbo social nada. Que lo único que somos es currantes y que nuestro lugar está entre la clase obrera.

Somos obrer@s y solamente con lucha obrera se consiguen cosas, compañer@s. Saliendo a la calle, presionando con huelgas, denuncias, acción sindical. Como ya dijimos anteriormente, este es el único camino.

Ahora se ven los resultados.

Trablisa ha readmitido a José María, el compañero al que no habían renovado, represaliado por su afiliación al STS-C y se han iniciado negociaciones con Sebas que lleven a solventar su situación. Tras este triunfo se desconvocan, por tanto, y de forma temporal, las concentraciones. Por haber conseguido un triunfo más.

Como siempre decimos, se suspenden por ahora. Por supuesto, en el momento en el que nuestro sentido arácnido detecte que volvemos a sufrir la más mínima persecución contra uno de nuestros afiliados, volveremos a la carga.

Ya ves los resultados de la lucha, compañer@. Puedes quedarte en casa, desde luego, pero será complicado que, si sigues haciendo eso, se dignifique el sector y no harás más que contribuir a mantener la galopante precarización en la que nos encontramos.

Felicidades a Sebas y José María. Enhorabuena por vuestro triunfo.

Salud

Comentarios

Entradas populares de este blog

CTTI: La trituradora de carne de Enerpro

Enerpro y ADN: Cuando el sindicato es empresa