Vigilante de Seguridad. Eres culpable


Decía Julio Anguita "Pueblo mío, tú también eres culpable. Yo lo siento, pero si les sigues votando también eres culpable".

Y es que si se pone una rana en un cazo de agua hirviendo, la rana salta para escapar. Pero si el cazo está al fuego y lleno de agua fría, la rana poco a poco se adapta a la temperatura del agua, manteniéndose en una cierta comodidad que le impide darse cuenta de que el agua está calentándose y de que si no salta, acabará muerta.
Cuando el agua está a punto de hervir, la rana ya ha perdido el conocimiento y muere irremediablemente, sin siquiera haberse dado cuenta de la trampa.
Ahora, aquellos a quienes habéis votado, os van preparando como a la rana de la fábula. Esto es lo que acaba de hacer aquí CCOO. Os dice que la patronal pide cosas salvajes pero que ellos van a luchar.

Claro, van a luchar. Como lucharon por este maravilloso convenio colectivo que tenemos y que nos ha conseguido un miserable fin de semana de fiesta al mes o un solo día de asuntos propios al año NO REMUNERADO.

Mirad el matiz: "Debemos seguir trabajando para facilitar el mantenimiento del empleo". Esta es la trampa. Este es el fuego lento que nos cuece por debajo del agua, como a la rana. Porque, "para mantener los puestos de trabajo" en CCOO se bajan los pantalones hasta donde haga falta. Sin complejos.
A los empresarios de APROSER que han propuesto estas barbaridades hay que llamarlos por su nombre. Ratas carroñeras que aprovechan el momento de miedo y crisis actual para intentar llenar todavía más sus ya abultadas carteras. 
Aquí se ha terminado la educación.
¡En cuanto un empresario empieza a hablar en esos términos se le corta el Skype, sindicalistas de pacto y reverencia! ¡Si Marcelino Camacho levantara la cabeza!
Basta de connivencia, de cafetitos, de diálogo sumiso y de pactos con dinero bajo la mesa. A estos empresarios, ni agua.

El mecanismo mental que CCOO está dibujando pasa por prepararos para ceder derechos nombrando al diablo del paro. Es decir, EL MISMO DISCURSO BASADO EN EL MIEDO QUE USA LA EMPRESA.

¿Por qué la falta durante años de VS no ha servido para aumentar sustancialmente el sueldo del personal de seguridad privada, pero, en cambio, con apenas diez días de confinamiento ya estamos negociando recortes de derechos?

CCOO firmó esta vergüenza de convenio colectivo, cuando la crisis ya había pasado y en pleno auge del sector por estos mismos vividores ¿Qué van a hacer ahora?

Pero una cosa hay que reconocerles. La culpa, por desgracia, no es suya. Mientras haya burros siempre habrá gente que los monte.

Y mientras l@s Vigilantes de Seguridad votemos a estas "empresas sindicales" tendremos lo que nos merecemos. Estos sindicalistas no son solamente la causa de nuestra desgracia como sector. También son la consecuencia de nuestra falta de compromiso con la lucha obrera.

Disfrutad de lo votado, compañer@s, o id pensando en cambiar. Toca elegir entre pelear contra la empresa o contra la miseria. Porque ninguna de las dos tendrá piedad de nosotr@s.

Salud








Comentarios

Entradas populares de este blog

CTTI: La trituradora de carne de Enerpro

Enerpro y ADN: Cuando el sindicato es empresa